Con estas sencillas reflexiones de fin de año podrás analizar tus acciones durante el año y como puedes seguir en busca del cumplimiento de las metas en tu vida.

Reflexiones de fin de año que te darán una perspectiva

reflexiones de fin de año

Ya estamos llegando al final del año, y también al final de una década. 

Con el fin de ayudarte a pasar esta transición de la mejor manera y seguir trabajando por tus metas y sueños el año que viene, hoy traemos algunas reflexiones de fin de año productivas, enfocadas y positivas para terminar este año y comenzar con la mejor actitud. 

Hacer una revisión anual te puede ayudar a entender tus desafíos y éxitos a lo largo del año y también te ayuda a prepararte para el nuevo comienzo del 2020. 

Podrás notar la diferencia haciendo este ejercicio reflexivo, y amarás hacerlo cada año. 

¿Por qué son necesarias las reflexiones de fin de año?

En estas épocas es muy posible que nos dejemos llevar por el ambiente festivo, los regalos, la comida, la familia. 

Aunque esto no tiene nada de malo, es bueno tomarse un tiempo para revisar tus acciones de este año y ver a dónde vas en el siguiente año. 

Será más fácil comenzar el nuevo año con una visión clara de lo que quieres lograr, de las metas que deseas completar y los avances que tuviste.

fin de año

Es algo personal que cada individuo debe realizar

Las reflexiones personales de Año Nuevo son algo personal, por esta razón cada una es diferente al de otro.

La idea general es que es una oportunidad para reflexionar sobre los logros y desafíos que enfrentaste este año, cómo los enfrentaste, las decepciones que tuviste, las victorias y pequeños avances, lo que has aprendido y lo que quieres para tu futuro.

Algunas personas pueden tardar una hora, pero otras pueden reservar un día o incluso una semana, toma el tiempo que necesites, es un ejercicio personal que debes disfrutar. 

¿Cómo realizar tus reflexiones de fin de año?

Estos son algunos consejos para realizar una revisión del año que termina. 

Lee detenidamente y luego realiza el ejercicio de la forma que más te resulte cómoda. 

1. Saca un tiempo especial para tus reflexiones de fin de año

Planifica con anticipación, si eres una persona súper ocupada, puede que dejes tu revisión del año para el último momento. 

Lo mejor es prepararse ya que es necesario tener un buen estado mental para reflexionar, estar tranquilo, concentrado y positivo.

Ya sea que te tome una o dos horas, o sacas un tiempo cada día durante una semana, lo ideal es reservar un tiempo específico y especial para tus reflexiones de fin de año. 

2. Prepárate

Piensa de forma general en las cosas que deseas considerar de antemano para que tu mente se comience a analizar esos aspectos y puedas recordar los hechos o datos que necesitas.

Por ejemplo, si vas a reflexionar sobre tu área laboral, sobre cifras y ventas; será bueno reunir los datos aproximados con tiempo para que no pierdas tiempo.

También, si deseas planificar un viaje en 2020, sería buena idea investigar sobre las opciones de viaje con anticipación.

Al ver plasmadas las cosas más básicas del camino que quieres emprender, podrás relajarte y reflexionar con tu intuición y no con la preocupación. 

3. Tener un espacio adecuado para tus reflexiones de fin de año

Aunque no estés acostumbrado a realizar una reflexión sobre las decisiones de tu vida, si deseas comenzar ahora es posible que te resulte un poco difícil hacerlo solo. 

Considera pasar un tiempo tranquilo y solo, para tomarte el tiempo para reflexionar. Sal de tu entorno normal, esto te dará una perspectiva más amplia. 

Por otro lado, un lugar familiar puede darte una gran sensación de conexión con tu vida. 

No hay lugar correcto o incorrecto, siempre y cuando te sientas cómodo, enfocado y relajado. 

Deja de lado las preocupaciones y distracciones; se trata de realmente dedicar un buen tiempo a tus reflexiones de fin de año. 

4. ¿Sobre qué aspectos de tu vida reflexionar?

Quizás quieras revisar todos los aspectos de tu vida, o solamente unos cuantos. 

La verdad es que es tu decisión por completo, puedes abarcar cualquier aspecto que prefieras: Habilidades, viajes, familia, sentimientos, negocios. 

Lo importante es que selecciones y tengas claro los aspectos significativos que deseas analizar y que realmente marcarán una diferencia para ti el año que viene. 

También escoge al menos un área que sea conflictiva para ti, a la que preferirías ignorar, pero que es necesario revisar. 

5. Se positivo acerca de tus reflexiones de fin de año

La idea de estas reflexiones de fin de año es ayudarte a cerrar el año que ha pasado y avanzar al año nuevo con todas las energías, fuerza y enfoque. 

Por supuesto será necesario reconocer los errores que cometimos, pero lo más importante es comprender por qué ocurrieron y cómo nos gustaría actuar en el futuro. 

No quedes atrapado en la culpa o la vergüenza. 

Sé amable contigo mismo, no actúes de forma condenatoria; aunque hayas tenido un año terrible, este ejercicio es una forma de cuidarte y crecer, no es algo negativo. 

reflexionar

Últimas consideraciones para realizar tus reflexiones de fin de año

Aquí te mostraremos una lista de aspectos que puedes incluir en la reflexión del año que finaliza, también puedes usar otros completamente diferentes, siéntete libre de hacerlo como creas conveniente, recuerda que es un ejercicio único e individual. 

Escoge 4 a 8 aspectos que analizar. 

– Salud física
– Conexión y apreciación de mi cuerpo
– Cantidad de diversión que tengo
– Niveles generales de alegría
– Cantidad de espontaneidad / aventura en mi vida
– Capacidad de correr riesgos cuando me siento bien (actúo con seguridad y luego arrepiento ¿Tomé demasiados riesgos?)
– Bienestar mental
– Autocompasión en mi actitud y acciones
– Capacidad de pensar con claridad
– Cantidad de tiempo que me siento inspirado / elevado
– Sentido de conexión con los demás
– Profundizar mis relaciones, dedicar tiempo y esfuerzo
– Cuidar a los demás de una manera saludable
– Amor propio y autoestima
– Reconociendo mis emociones y escuchándolas
– Cuidando mis necesidades emocionales y físicas de una manera saludable
– Finanzas
– Progreso y éxitos profesionales
– Aprendiendo de las oportunidades
– Creando una red auténtica y fuerte para estudiar o trabajar
– Estudios y conocimiento adquirido, experiencias aprendidas
– Preparándome para el éxito (¿me auto saboteé? Si es así, ¿cómo y por qué?)
– Trabajo caritativo / pro bono, retribuyendo a la comunidad
– Considerando mi impacto en el mundo, el cambio que me gustaría hacer aunque sea pequeño: mi relación con el medio ambiente, disminuyendo mi impacto, ayudando a la naturaleza
– La influencia que tengo en otras personas (niños, estudiantes, compañeros de trabajo, pareja, amigos y otros)

Ahora puedes ver que hay muchas cosas que considerar a la hora de realizar tus reflexiones de fin de año. 

Esto incluye también el impacto en los demás también, de esta forma encontramos un significado más profundo en nuestro paso por la vida. 

Anímate a realizar este ejercicio de crecimiento personal, cómo una excelente manera de cerrar el año y avanzar hacia 2020 con una idea más clara de quién eres y lo que deseas lograr, tu lugar en el mundo y lo que quisieras dejar como huella en él.